Telefónica incrementará entre un 5% y un 9% su beneficio neto en el periodo 2010-2012 desde los 7.776 millones de euros registrados en el pasado año, mientras que mejorará entre un 5 y un 6% sus ingresos y su beneficio bruto de Explotación (Ebitda) en los próximos tres ejercicios, según las estimaciones de Morgan Stanley.
Los analista de la entidad basaron estas estimaciones en una mayor fortaleza de las monedas latinoamericanas, así como la consolidación del operador alemán Hansenet, adquirido por la firma española por un importe de 900 millones de euros a finales de 2009, y de unos ingresos y márgenes mejores de lo esperado en el Reino Unido.

El banco estadounidense resaltó que el dividendo de la compañía, que espera repartir entre sus accionistas 1,75 euros por título en 2012, está "bien cubierto" y su valoración "es atractiva".

Asimismo, Morgan Stanley señaló que la rentabilidad por dividendo de Telefónica para 2010 se sitúa en el 7,75%, por encima de la media del sector (6,2%). La compañía anunció el pasado mes de octubre en una cumbre con inversores que espera incrementar en un 21,7% el dividendo con cargo a 2010, hasta los 1,40 euros.

Respecto al segmento de negocio fijo en España, la entidad espera haber visto el pico en términos de pérdida de línea en 1,1 millones en 2009 que debe mejorar un poco en 2010 a 1,0 millones y más notablemente en 2011 a 586.000 líneas. Sin embargo, los analistas de Morgan Stanley estiman que el operado seguirá perdiendo cuota en el mercado minorista en banda ancha pasando del actual 55,2% al 50,5% en 2012.

En cuanto a los "potenciales catalizadores" del grupo presidido por César Alierta, Morgan Stanley destacó que la clarificación de la posición de Telefónica en Brasil e Italia debería ser positiva, a la vez que mencionó un giro del negocio en Alemania y la posible recompra de acciones.

Durante la presentación de resultados a analistas, Telefónica señaló que podría considerar una compra "tácita" de acciones propias para los excesos de flujo de caja libre. Los planes de la firma pasan por estudiar la compra "puntual" de títulos, dependiendo siempre del precio de la acción y de la caja disponible del momento.

La compañía mantiene una participación del 0,599% en autocartera, lo que supone un total de 27,32 millones de acciones propias, según los últimos datos de la CNMV.