Abengoa ha sido una de las compañías que más ha sufrido en bolsa después de que el ejecutivo anunciara los Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno ha apuntalado parte de la rebaja del déficit con la reducción de deducciones a las empresas. Las compañías más endeudadas y aquéllas que poseen un fondo de comercio más elevado, serán las más perjudicadas en los próximos ejercicios. 
 
Los presupuestos del gobierno de Mariano Rajoy plantean varias medidas que van a afectar a las empresas españolas, también a las cotizadas. Entre otras, la limitación en la deducción de los gastos financieros al 30% de la base imponible. Si bien, esta medida proporcionará algunos ingresos a las arcas públicas, no alentará el uso de la deuda para facilitar adquisiciones a las compañías en el futuro.

Hace unos días el BBVA publicaba un estudio en el que analizaba el impacto de la reducción del techo en la deducción por costes financieros a las compañías. Según los expertos del banco que preside Francisco González, las cotizadas más perjudicadas por esta medida serían Abengoa, ACS y OHL dentro del Ibex 35. En el continuo las que más sufrirán por este cambio serían Natra y Prisa.

Abengoa 1 semana



Se trata de algunas de las empresas con más deuda en su balance –en relación a su EBITDA-, algo que se agrava si se tiene en cuenta que en el actual escenario, el coste de financiación es especialmente desfavorable para las compañías españolas.

Deducción en el fondo de comercio

Pero el tope en la deducción de los costes financieros no es la única medida que podría tener efecto en los resultados de las empresas durante este ejercicio. El ejecutivo ha promovido otros cambios temporales. Y así las empresas con abultados fondos de comercio también verán reducidos sus beneficios fiscales. De hecho, la nueva norma establece que las compañías podrán deducirse tan sólo un 1% de su fondo de comercio, en lugar del 5% que se establecía hasta estos momentos.

¿Cuáles son las empresas con mayor fondo de comercio en el Ibex 35? Pues son aquéllas que han realizado más compras en los últimos años. Sin tener en cuenta al sector financiero, el de más peso en la bolsa española, la compañía con un fondo de comercio más elevado es Telefónica. Según las cuentas de 2011, esta cifra era de algo más de 29.000 millones de euros. Si se tiene en cuenta que la deuda de la compañía asciende a más de 53.000 millones, no es de extrañar que este año se produzca un efecto en sus cuentas. En cualquier caso, el beneficio de la empresa podrá compensar con creces este efecto.

Otra empresa con un Fondo de comercio elevado es Iberdrola, con algo más de 20.000 millones de euros, seguida de la constructora OHL.

Recordemos que OHL ha sido señalada por BBVA como una de las empresas en las que la deducción de los costes financieros va a tener un mayor efecto. El fondo de comercio de la constructora de Villar Mir supera los 6.200 millones de euros.

Al igual que sucede con OHL, Abengoa, cuya cotización ha estado perjudicada por las medidas del gobierno también podría resultar afectada por el fondo de comercio, ya que ascendía a más de 1.110 millones de euros a finales de 2011.

Por si le faltaba algún obstáculo en estos momentos, la petrolera Repsol acumula un fondo de comercio de más de 4.600 millones de euros y unos 6.700 millones en deuda.

Otras empresas con un alto fondo de comercio son Amadeus, con más de 2.000 millones de euros, Gas Natural, con más de 3.500 millones y y las constructoras FCC y Sacyr Vallehermoso, con cerca de 2.000 millones de euros.