Telefónica ha transformado su antigua sede de la Gran Vía de Madrid en el espacio de telefonía "más grande y vanguardista del mundo", según han señalado sus representantes en la presentación a la prensa de la parte comercial diseñada por un equipo de arquitectos de Nueva York. La zona de exposición comercial tiene 3.000 metros cuadrados y dentro de unos meses se inaugurarán los 4.000 metros que acogerán los fondos de las colecciones de arte de Telefónica y las exposiciones temporales de su Fundación.