Telefónica destinó el año pasado 50 millones de euros para la acción social, con lo que benefició a 33 millones de personas, ocho millones menos que en 2005, cuando invirtió 54 millones de euros. Estos datos aparecen publicados en el informe anual de Responsabilidad Corporativa (RSC) 2006 del grupo de telecomunicaciones, presentado hoy. En rueda de prensa, el director de reputación, marca y RSC de Telefónica, Alberto Andreu, que presentó los resultados de este informe, el quinto hasta la fecha, y que pretende ser "un instrumento de gestión y de comunicación, que desemboque en un proceso de mejora continua".