El impulso del pasado mes de septiembre rompe con la media móvil que normalizaba los rebotes en la tendencia bajista desde los máximos de 2011.
Este hecho hace probable el nacimiento en los mínimos del año pasado de una tendencia alcista importante. De hecho, podemos apreciar cómo lo mismo sucedió en anteriores fases bajistas, cuando el precio rompía la media que normalizaba los rebotes de las mismas. La situación en sus indicadores mensuales parecen refrendar esta idea. Creemos que el valor presenta enorme atractivo técnico de cara a un horizonte inversor de medio plazo.



Recomendación: COMPRAR MEDIO PLAZO