Telefónica pagará a partir de mañana un dividendo complementario de 0,30 euros brutos por acción, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Una vez descontada la retención que Hacienda aplica a este tipo de rendimientos del capital, los accionistas de la compañía percibirán un importe neto de 0,25 euros por cada título que posean. Este dividendo complementario a cuenta de los resultados de 2006, supone un dividendo total de 0,6 euros por acción, un 20% más que el año anterior. Su pago supondrá para Telefónica un desembolso de 1.476 millones de euros.