Telecom Italia dijo que ha aprobado un plan de eficiencia que contempla unos 5.000 despidos en Italia para 2010, lo que supondrá una reducción de costes de unos 300 millones por año. El plan incluirá otros cargos por reestructuración adicionales de unos 250 millones, que se sumarán a los 100 millones ya incluidos en su plan de negocio de 2008. Estos cargos afectarán principalmente a los resultados de 2008 y los objetivos anunciados en su plan de marzo, informa la compañía, añadiendo que estos cargos se verán más que compensados por los ahorros previstos en los dos próximos años. Esta mañana el consejero delegado de Telecom Italia, Franco Bernabe, explicó que quiere reducir los gastos operativos en el mercado italiano en aproximadamente un 40% hasta 2015.