El operador de telefonía Swisscom aumentó su beneficio neto un 20,7% en el primer semestre de 2009 respecto al mismo periodo del año anterior, con un resultado neto de 1.021 millones de francos (653 millones de euros). Su volumen de negocios, sin embargo, sufrió un ligero descenso, del 1,2% respecto al primer semestre del anterior ejercicio, situándose en 6.000 millones de francos, indicó Swisscom en un comunicado. En el segundo trimestre, el beneficio neto del operador se incrementó un 28,6%, hasta los 530 millones de francos (346 millones de euros), frente a 412 millones de francos (269 millones de euros) entre enero y marzo del año anterior.