La aerolínea Swiss ha confirmado que quedará totalmente integrada en Lufthansa a partir del 1 de julio. Lo hará gracias a que el transportista alemán ha concluido la renegociación de los derechos de transporte que tenía la primera. A partir de esa fecha, Lufthansa controlará la totalidad del capital de Swiss a través de la sociedad de derecho suizo AirTrust, creada con el único fin de llevar a buen puerto esta operación de compra. Hasta el momento, la participación de la compañía aérea alemana en Swiss se elevaba al 49 por ciento y la de AirTrust al 51 por ciento.