Si Suiza no cumple los estándares en materia fiscal establecidos por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) no sólo estará en la lista negra de la institución, sino que se enfrentará a sanciones. Así lo afirma hoy la agencia suiza, ATS, citando un documento secreto de la OCDE en referencia a los paraísos fiscales. Según este informe, se efectuarán controles de datos más estrictos y las personas que hagan transferencias hacia los países de la lista podrían ser obligadas a declarar dichos flujos financieros.