La ministra de Asuntos Exteriores suiza, Micheline Calmy-Rey, dijo hoy a la secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, que si Estados Unidos sigue presionando al banco UBS para que revele los nombres de miles de sus clientes se pondrían en peligro las relaciones bilaterales y muchos empleos. "Le he dicho a la secretaria de Estado que no es fácil para Suiza aceptar esa presión sobre UBS que va en contra de la ley suiza, y que debemos evitar que aumente la tensión porque UBS tiene 30.000 empleos en Estados Unidos y muchos más en Suiza", dijo Calmy-Rey a los periodistas tras entrevistarse durante media hora con Clinton. Según Calmy-Rey, ambas se mostraron de acuerdo en que se debe evitar toda escalada sobre este asunto para evitar males mayores.