El Banco Central de Suecia dejó su tasa directora sin cambios en el 0,25%, como se esperaba. El Riksbank también anunció que aportaría otros 100 millones de coronas (14,6 millones de dólares) a los bancos a una tasa de interés fija con un vencimiento de 11 meses. Aunque la situación en los mercados financieros ha mejorado, todavía no es normal, según el Riksbank. Los préstamos ayudarán a garantizar que la política monetaria tenga el efecto deseado y contribuiya a la persistencia de bajos tipos de interés sobre los préstamos a las empresas y los hogares. El Riksbank espera mantener los tipos de interés en el 0,25% hasta el otoño del próximo año.