El banco central de Suecia ha mantenido los tipos de interés sin cambios en el mínimo histórico del 0,25%, en línea con lo estimado con los expertos. La institución monetaria ha destacado, asimismo, que el precio del dinero podría mantenerse en mínimos hasta el próximo otoño.