El ciclo bajista en los tipos de interés todavía no se ha agotado, al menos así lo ha puesto de manifiesto hoy el banco central de Suecia. El Riksbank ha sorprendido al mercado al bajar los tipos de interés hasta el 0,25%, sus mínimos históricos, desde el 0,5% previo.