Los inventarios de crudo crecieron al otro lado del Atlántico más de lo previsto.
 
La Administración de Información de Energía ha informado de que los inventarios de crudo en EEUU han alcanzado los 355,71 millones de barriles lo que supone un aumento de 2,95 millones de barriles, frente a previsiones de un aumento de 1,8 millones de barriles.