El índice que mide la confianza de los consumidores estadounidenses elaborado por la Universidad de Michigan subió en enero hasta los 74 puntos desde los 69,9 de diciembre, según el dato preliminar conocido hoy.
Es el nivel más alto del indicador desde los 74,3 del pasado mes de mayo.

El dato ha sido mejor de lo previsto por el mercado. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media un aumento hasta los 71,5 puntos.