El miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) Juergen Stark ha afirmado que la moneda única ha hecho al bloque de 15 países que la comparten más resistente a las crisis externas en los 10 años desde su introducción, y ha reiterado que debe mantenerse la independencia del banco central. En una conferencia en Bruselas, Stark ha afirmado que la inflación es 'motivo de preocupación' y que afecta a la confianza de los consumidores. Por otra parte, Stark ha instado a que no se produzcan aumentos salarios que alimenten la presión de la inflación y ha afirmado que un enfoque intervencionista en el mercado de divisas aumentaría la incertidumbre.