La agencia internacional de evaluación de riesgo Standard & Poor's (S&P) anunció hoy que mantiene bajo vigilancia "con implicaciones negativas" la calificación de riesgo de Iberdrola después de que la eléctrica española anunciase que va a adquirir la energética estadounidense Energy East. S&P ratificó, por tanto, las calificaciones "A" y "A-1" para la deuda a largo y corto plazo, respectivamente, asignadas a la compañía eléctrica española. Por la operación, Iberdrola tendrá que desembolsar 3.400 millones de euros en efectivo y asumir 3.000 millones en concepto de deudas de Energy East, destacó la agencia de evaluación de riesgo.