Standard Chartered está abierto a sacar partido de la desaceleración de la economía mundial con la compra de entidades financieras, señaló el viernes su consejero delegado, Peter Sands. "De cara al futuro, somos muy conscientes de los desafíos. Pero también estamos alerta a las oportunidades de una fusión en momentos de crisis", indicó Sands. Añadió que no ha habido un deterioro de la calidad crediticia de los clientes minoristas y mayoristas del banco pese a las repercusiones de la crisis crediticia de Estados Unidos. Sands también señaló que Standard Chartered seguirá invirtiendo en China. El banco cuenta con 46 sucursales en el país.