La operadora de telefonía de móviles ha terminado el primer trimestre del año con una pérdida neta de 211 millones de dólares, siete centavos por acción, frente a los beneficios de 419 millones de dólares de un año antes.
La cifra de negocio apenas han registrado cambias, alcanzando una cifra superior a los 10 millones de dólares.