SAS AB espera cerrar la venta en su totatlidad de su filial española Spanair en el primer o segundo trimestre de 2008. El consejero delegado de la compañía ha asegurado que estudia la salida a bolsa o su venta a un inversor industrial. Por otra parte, el grupo espera vender su participación del 20% en British Midland Airline (BMI), de la que Lufthansa ha mostrado su interés. Estas operaciones se enmarcan dentro del proceso de deseinversión de activos no estratégicos que anunció el grupo en junio así como concentrar esfuerzos en el negocio de la aerolínea del norte de Europa.