Representantes de Spanair han acudido hoy al Ministerio de Trabajo e Inmigración para informales de su plan de viabilidad, que incluye un recorte de la plantilla de la aerolínea de 1.100 empleados, de un total de 3.800. La compañía ha acudido ante la Dirección General de Trabajo para informar de la dificultades por las que atraviesa y de que una de las posibles vías para salir adelante "pasa por presentar un expediente de regulación de empleo (ERE)".