Spanair prevé obtener un crédito de cerca de 60 millones de euros en 2010 para la apertura de nuevas rutas, pero antes espera no perder dinero con el plan de negocio actual, según señalaron a Europa Press fuentes de la aerolínea. La compañía confía en dejar atrás las pérdidas en abril y negociar el crédito para afrontar sus necesidades a partir de la próxima temporada de verano, que empieza en mayo de 2010, según avanzó la prensa. El objetivo de los próximos dos años pasa por ampliar rutas a Europa y Norte de África y, después, a vuelos transoceánicos. Para ello, "si todo va bien" el crédito que rondaría los 60 millones debería permitir desarrollar las nuevas frecuencias.