La agencia de calificación de riesgo crediticio ha mantenido sin cambio el ráting de Mapfre, en AA, con una perspectiva, además, 'estable', por lo que no augura cambios a corto plazo en su calificación.