La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) recordó hoy a Renault, Nissan y Daimler, que han constituido una alianza estratégica y accionarial, que la mayor parte de las alianzas en la industria automovilística no han satisfecho las expectativas previstas. Standard & Poor's, que no tiene previsto modificar los 'rating' de ninguna de estas empresas, explica que, en teoría, el acuerdo debe permitir a los socios compartir los elevados costes que caracterizan a la industria.  Así, subraya que los tres fabricantes pueden generar economías de escala al compartir gastos en las áreas de compras, producción, investigación y desarrollo y distribución.