Standard & Poor's Ratings Services recortó el viernes a categoría chatarra la calificación crediticia de British Airways, en momentos en que la aerolínea británica atraviesa por un turbulento ambiente económico.

"La rebaja refleja nuestra opinión de un empeoramiento significativo en el panorama de negociación de BA a medida que la desaceleración económica se consolida", dijo Leigh Bailey, analista de crédito. "Como consecuencia de un ambiente más difícil para el sector, creemos que el perfil de riesgo financiero de BA y las medidas crediticias ya no son, y probablemente no lo serán, apropiadas para una calificación de grado de inversión en los próximos años".

La agencia, que recortó en un peldaño a "BB+" la calificación corporativa a largo plazo de British Airways, advirtió sobre posibles rebajas en el futuro, un reflejo de las opiniones de S&P sobre un abrupto deterioro en el sector de las aerolíneas y la profundidad de la actual recesión. Sin embargo, S&P aclaró que cualquier recorte se limitará a un sólo peldaño.