Standard & Poor's Ratings Services redujo el martes las calificaciones crediticias de cinco firmas aseguradoras de hipotecas de Estados Unidos, y colocó a dos de ellas muy cerca del territorio chatarra, en medio de unas pérdidas superiores a las esperadas y de expectativas de que el desempleo continúe aumentando hasta el segundo trimestre del próximo año.