La agencia calificadora ha mantenido los ratings de Santander (AA/estable/A-1+) sin cambios tras su acuerdo para vender Banca Antonveneta a Monte dei Paschi di Siena. Y es que según Standard & Poor's (S&P), esta operación reduce el riesgo de ejecución y el impacto en el capital que suponía para Santander la compra de parte de los activos de ABN Amro.