La agencia internacional de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha situado en perspectiva negativa los 'rating' del fabricante alemán de vehículos industriales MAN, de cara a una posible rebaja, tras la reciente dimisión del presidente de la compañía, Hakan Samuelsson. Según la agencia, la dimisión tanto de Samuelsson como del director financiero y del responsable de la división de camiones crea incertidumbre sobre la ejecución de su plan de negocio, la estrategia futura y la política financiera, máxime en un momento en el que el sector de vehículos industriales se caracteriza por su debilidad.