Standard & Poor's Ratings Services elevó el panorama a largo plazo para las calificaciones crediticias de Hartford Financial Services Group  y Lincoln National Corp. de "negativo" a "estable", tras citar los anuncios de las aseguradores de que participarán en el Programa de Alivio para Activos en Problemas, o TARP, orquestado por el Departamento del Tesoro. Se esperaba que Hartford participara, por ser una de las que mayor entusiasmo mostró luego que el Gobierno decidiera el mes pasado que seis importantes aseguradoras tengan acceso a capital adicional bajo el programa TARP. Hartford era elegible para recibir 3.400 millones de dólares.  Lincoln informó que planea recibir sólo 950 millones de los 2.500 millones a los que podría tener derecho bajo el TARP. Incluyendo los fondos del TARP, la compañía espera recaudar 2.100 millones. Las acciones de Hartford caían recientemente un 6% a 12,17 dólares y las de Lincoln bajaban un 8,5% a 16,25 dólares en medio de descensos generalizados en el mercado. Hartford había anunciado además el viernes que planea vender 750 millones en acciones, lo que ejerció presión sobre la acción al finalizar la semana.