Standard and Poor's ha decidido revisar a la baja su nota para la calidad crediticia de Iberdrola a largo plazo a 'A-', y no descarta volver a rebajar este ráting si no se cumplen los objetivos de salida a bolsa de su filial de renovables. La agencia de calificación de deuda ha decidido rebajar la nota sobre la deuda a largo plazo de 'A' a 'A-' por el impacto generado con la adquisición de la escocesa Scottish Power por 11.600 millones de libras y a la luz del nuevo plan estratégico, mientras mantiene el ráting en creditwatch con implicación negativa, hasta que se complete la salida a bolsa de Iberdrola Renovables. Para el corto plazo, S&P rebaja la nota de 'A-1' a 'A-2' El nuevo plan estratégico de Iberdrola prevé una inversión de 24.200 millones de euros, recuerda la agencia. El 50% de las inversiones destinadas a crecimiento orgánico irán a renovables.