La agencia de medición de riesgos Standard & Poor's revisó hoy a la baja la calificación de la banca española por riesgo país ante el deterioro de la economía, con lo que las instituciones españolas quedan al mismo nivel de las de Estados Unidos, Reino Unido, Chile o Portugal.