Sotogrande ha obtenido un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 2,03 millones de euros, lo que supone una disminución del 17,16% frente al mismo periodo del año anterior. La cifra de negocio también ha caído el 20,68% hasta los 38,26 millones de euros, frente a los 48,24 millones de euros que registró de enero a septiembre de 2006. El principal negocio de Sotogrande, la actividad inmobiliaria, ha aportado 25,6 millones de euros a los ingresos del grupo, el 28,76% más, gracias al ritmo de entrega de las promociones en curso.