Inmersa en un proceso de reestructuración tras la salida de sus anteriores gestores, la compañía de alimentación SOS Corporación prevé concluir durante el próximo otoño sus planes de reestructuración de su deuda, cercana a los 1.000 millones de euros. El grupo tiene previsto tener concluidos los trabajos (en referencia la preparación de los planes que se presentarán a la banca) durante el próximo otoño, dijo el grupo en un comunicado a requerimiento de la CNMV.