Sony ha anunciado que lanzará su PlayStation 3 a 399 dólares en Estados Unidos el miércoles de la semana que viene, y Microsoft ha confirmado que comercializará una nueva versión de su Xbox 360 por 279 dólares. Los movimientos en las políticas de precios de ambas compañías aumentan para competir contra la Wii de Nintendo para la crucial temporada navideña, ya que es la más barata de las consolas de última generación, costando en el mercado norteamericano, uno de los más potentes en este sector, 250 dólares.