El gigante japonés de la electrónica Sony planea reducir a la mitad sus 2.500 proveedores de materiales y componentes para recortar el 20 por ciento de sus gastos,informaron hoy fuentes de la compañía citadas por Kyodo. Sony pretende reducir sus costes de obtención de componentes hasta los 2 billones de yenes (15.340 millones de euros), frente a los 2,5 billones de yenes (19.175 millones de euros) gastados en el anterior ejercicio fiscal. Asimismo, en lugar de los 2.500 proveedores que Sony tiene actualmente, la compañía tener cerca de 1.200, a los que hará pedidos de mayor volumen para compensar la reducción, según Kyodo.