Sony Ericsson obtuvo en el tercer trimestre del año un beneficio neto de 49 millones de euros, frente a las pérdidas de 154 millones del mismo periodo de 2009, informó la compañía.

La cifra de negocio de la 'joint veture' al 50% creada en 2001 por Sony y Ericsson alcanzó los 1.603 millones de euros, un 1% menos que en el mismo periodo de 2009.

La compañía sueco japonesa compensó la caída en el número de unidades vendidas con el incremento del precio medio de venta, que se situó en 154 euros en el tercer trimestre del año, un 35% por encima de hace doce meses, aunque un 3,7% menos que en el segundo trimestre.