Sonaecom, la división de comunicaciones del grupo Sonae, registró unas pérdidas de 12,2 millones de euros en el primer semestre, lo que supone casi triplicar el resultado negativo de 4,7 millones registrado en igual periodo de 2007. La compañía envió un comunicado a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM), en el que indica que el beneficio bruto de explotación (EBITDA) se situó en 68,7 millones de euros, un 6,1% más que en los primeros seis meses de 2007. En el primer trimestre, la empresa registró unas pérdidas de 5,5 millones de euros. Por el contrario, el volumen de negocios de la compañía que controla la red de telefonía móvil Optimus y Clix -un servicio de televisión, teléfono fijo e internet- aumentó un 15%, hasta alcanzar los 475,6 millones de euros.