El grupo químico y farmacéutico belga Solvay obtuvo un beneficio neto atribuido de 98 millones de euros en los tres primeros meses del año, lo que supone un retroceso del 55% respecto al mismo periodo del año anterior, informó hoy la empresa. La cifra de negocio de Solvay alcanzó los 1.985 millones de euros, un 16% menos, lastrada por la caída del 3% en la división de farmacia, así como del 5% en el segmento químico y del 34% en la unidad de plásticos. Las ventas de la compañía belga se vieron afectadas por la competencia de los genéricos, así como por el deterioro de la economía, que lastró la demanda proveniente de las industrias del automóvil, la construcción y la electrónica.