Las solicitudes de subsidio de paro en EE UU retrocedieron a 333.000 en la última semana, según datos del Departamento de Trabajo. El dato anterior era de 340.000, mientras que la media de las cuatro últimas semanas es de 338.750.