Las solicitudes de hipotecas en EE UU aumentaron el 5,6% en la semana que va hasta el 14 de agosto. El dato se coloca en positivo tras la caída del 3,5% que registró la semana anterior.