Las solicitudes de hipoteca en Estados Unidos descendieron un 1,7% en la semana del 25 de mayo al 1 de junio. Es el segundo descenso consecutivo tras la caída del 7,3% registrada la semana anterior.