Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos registraron un inesperado ascenso la semana pasada, pero una caída en el promedio variable de cuatro semanas a su nivel más bajo desde agosto del 2008 mostró que la tendencia de las solicitudes sigue a la baja. Las solicitudes iniciales aumentaron en 11.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 444.000 en la semana que finalizó el 9 de enero, frente a las 433.000 de la semana anterior, informó el jueves el Departamento de Trabajo. La cifra de la semana al 2 de enero se había estimado inicialmente en 434.000.