El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, restó hoy importancia a la corrección que registra el sector de la vivienda y consideró que supone una "vuelta a la normalidad después de algunos excesos". En declaraciones a los periodistas en una pausa de la reunión del Ecofin (ministros de Finanzas de la UE), Solbes citó, entre los excesos, un ritmo de construcción de viviendas cercano a las 800.000 anuales y un aumento del precio del suelo muy por encima del registrado en otros países de Europa. "Yo creo que lo anormal era aquello", señaló, y se mostró satisfecho por la vuelta a "una situación de mayor normalidad". Reconoció que la desaceleración del sector inmobiliario y de la construcción -aunque no está siendo traumática, recalcó- afecta a algunas empresas y situaciones, pero se mostró contrario a intervenir desde el Gobierno.