El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, ha asegurado hoy que el ajuste en el sector de la construcción se está produciendo de una forma "mucho más rápida de la prevista", por lo que confía en que durante el segundo semestre de 2009, la situación sea "bastante más cómoda" que la actual. Durante un desayuno organizado por Europa Press, Solbes ha añadido que el Ejecutivo contaba con que se produciría un ajuste de la construcción en 2008 y 2009, pero debido a que éste está siendo mayor de lo inicialmente previsto, hay que pensar que en el próximo ejercicio, especialmente en la segunda mitad, será menor.
En este sentido, ha explicado que debido a las restricciones financieras, la corrección entre la oferta y la demanda en el sector de la construcción está siendo "más acelerada de lo deseable". Las tensiones de los mercados financieros están provocando también el aumento del Euribor, ha indicado Solbes, quien ha considerado que el índice no debería subir más si las tensiones tampoco aumentan, por lo que espera que ambos vuelvan a una situación de "mayor normalidad". Frente a esta situación de los mercados financieros, Solbes ha valorado que la banca española esté siendo capaz de emitir, aunque sea "más lento y a precios más altos que en el pasado". Asimismo, ha destacado la robustez del sistema financiero español que, a su juicio, puede resistir a la menor actividad y al aumento de la morosidad, entre otras razones, porque las entidades cuentan con importantes provisiones. El ministro de Economía ha añadido que no sabe si hay riesgo de colapso de alguna entidad, pero subrayó que con la información de la que dispone, puede afirmar que la situación de las entidades financieras es "bastante cómoda". En cuanto a los rumores que apuntan a una posible subida de los tipos de interés por el Banco Central Europeo (BCE), Solbes sólo quiso señalar que la entidad tiene como objetivo controlar la inflación y cuenta con una política de "preparación de los mercados" antes de tomar decisiones.