El ministro español de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, declaró hoy que este año será "muy complicado" al inicio de la conferencia iberoamericana de ministros que analiza en la ciudad lusa de Oporto la crisis internacional. El vicepresidente segundo del Gobierno español llegó hoy a Portugal para participar en la reunión junto a ministros y gobernadores de bancos centrales de otros 15 países. "Tal y como imaginábamos -declaró a los periodistas- 2009 será un año muy complicado en el que habrá que trabajar duro para intentar mejorar la situación de crecimiento, de financiación y de empleo, que es en definitiva lo que a todos nos preocupa".