Solaria ganó 11,4 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un aumento del 163% respecto a los seis primeros meses de 2017. La compañía dedicada a la generación de energía solar explica que estos resultados son fruto de la entrada en operación comercial de sus nuevos proyectos, así como la adquisición de plantas de generación operativas y la reducción de costes.

Solaria obtuvo a lo largo de los seis primeros meses de 2018 unos ingresos totales de 19,05 millones de euros, un 19% más respecto a los 15,9 millones de 2017 y un ebitda (resultado bruto de explotación) de 14,9 millones, que representa un avance del 27%. El grupo explica que en el primer semestre del año se ha caracterizado por una menor radiación solar tanto en España como en Italia, en concreto han notado una bajada del 7,40% y del 13,14% con respecto al mismo período de 2017.

Instalaciones de Solaria.

En el caso de las plantas españolas, el impacto es menor por el propio esquema remuneratorio, basado en una remuneración en gran parte fija. "Se debe destacar el incremento de precio medio del mercado en España que a lo largo del segundo trimestre se ha situado en el entorno de los 50 euros/MWh", explica la compañía en sus cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En este primer semestre, Solaria acordó la adquisición de la sociedad Sardegna Agrienergia al fondo de capital riesgo Eland, propietaria de dos plantas fotovoltaicas con una potencia total de 4,29 megavatios de potencia pico (MWp), ubicadas en Cerdeña.

Por otro lado, también en el mes de enero Solaria adquirió el 50% de las acciones que controlaba en la empresa italiana Elassona Solar Energiaki, titular de cuatro plantas de 100 kW cada una, ubicadas en Grecia.

Solaria apunta que "continua el desarrollo de su cartera de proyectos alcanzando una cartera en el entorno de 1500 megavatios en España y Portugal. El nuevo modelo de negocio proporciona unos ingresos recurrentes, unos resultados positivos y excelentes márgenes".