La empresa Sodesa, participada por Sonae y Endesa, ha pedido la intervención del Gobierno español para ayudar a desbloquear los problemas con que se enfrenta para realizar su actividad de venta de energía en Portugal, donde es la única que compite con Energías de Portugal (EDP), según ha informado "Diario Económico". La empresa pretende que los gobiernos de Madrid y Lisboa descongestionen las redes de interconexión de electricidad entre los dos países, una medida esencial para el funcionamiento del Mercado Ibérico de Electricidad (Mibel). Sin producción propia en territorio portugués Sodesa sólo puede importar energía de España para cumplir los contratos de abastecimiento de electricidad, por lo que las redes de interconexión son fundamentales para ella.