La banca francesa ha mostrado su fortaleza vía resultados semestrales en los últimos días. El exponente máximo de este hecho es SG, con excelente nota, según los Indicadores Premium, y que tiene todas las variables a su favor para mantener una tendencia alcista.

Société presentó un beneficio neto en el segundo trimestre del año de 955 millones de euros lo que supuso un aumento del 119% respecto al mismo periodo del año pasado.


Su producto bancario, que equivale a la facturación, cayó un 0,6 % y se situó en 6.233 millones de euros.En el semestre completo, el beneficio neto se mantuvo estable, en 1.958 millones de euros, mientras que el producto bancario cayó un 10 % hasta los 11.321 millones de euros. Ante estas cifras, la cotización de la entidad repuntó más de un 10%, hasta los 33,35 euros por acción.

Con las cuentas de  su lado, la entidad gala recibe un 9 como puntuación total en base a los Indicadores Premium. Tanto el momento como la tendencia para el corto y el medio plazo es alcista y la única pega la encuentra en un volumen con vistas a futuro decreciente. 

Eduardo Faus, del Departamento de Análisis de Renta 4,  apuntaba en la sesión del jueves -tras dar a conocer sus resultados- cómo Société Générale había roto "violentamente" la directriz bajista anual "dando continuidad a la tendencia alcista anterior. Las proyecciones alcistas en los próximos meses apuntan a la zona 44- 50,5 euros (justo donde marcó máximos durante 2010 y 2011)."