Societé Générale, el segundo mayor banco francés por valor de mercado, ganó 221 millones de euros en el cuarto trimestre de 2009, desde los 87 millones que obtuvo un año antes. Este beneficio fue muy superior a los 127 millones que estimaban los expertos consultados por Bloomberg gracias al tirón de su división de gestión de activos.